Volví a leer uno de mis libros preferidos de Julio Cortázar “Historias de Cronopios y de Famas”.

con No hay comentarios

Quiero compartir un fragmento. Cuando lo leí pensé en lo que nos ocurre cuando enfrentamos algunos temas de la Ciudad:

“Tenemos un defecto: nos falta originalidad. Casi todo lo que decidimos hacer está inspirado -digamos francamente, copiado- de modelos célebres. Si alguna novedad aportarnos es siempre inevitable: los anacronismos o las sorpresas, los escándalos”.

De Simulacros

Vale la pena leerlo.

Simulacros

Simulacros Somos una familia rara. En este país donde las cosas se hacen por obligación o fanfarronería, nos gustan las ocupaciones libres, las tareas porque sí, los simulacros que no sirven para nada. Tenemos un defecto: nos falta originalidad. Casi todo lo que decidimos hacer está inspirado -digamos francamente, copiado- de modelos célebres.

 

Deje un comentario