Mi posición sobre el pedido de endeudamiento del municipio

con No hay comentarios

Carola en recinto

En pocos días, discutiremos en el Concejo Municipal el pedido de endeudamiento que envió el oficialismo municipal. Quiero adelantar que me resulta imposible acompañar este proyecto de endeudar a la ciudad por el monto de 200 millones de dólares, una suma cercana a la deuda que tomó el Estado provincial, que tiene un presupuesto 10 veces superior al de Rosario.

El actual gobierno municipal está al frente de la ciudad hace 24 años y aún no pudo dar respuesta a las verdaderas necesidades de los rosarinos. No puedo, entonces, acompañar un pedido para comprometer a la ciudad por los próximos 10 años cuando ese mismo gobierno manifiesta que el fin de este endeudamiento será refinanciar deudas, concretar obras que ya prometieron en años anteriores y capitalizar el Banco Municipal. Y algo más: el proyecto tiene una prórroga de jurisdicción, por lo que, en caso de litigios judiciales, el Municipio podría verse sometido a tribunales internacionales.

Para explicar su propuesta, el oficialismo pone como ejemplo a una familia que necesita recursos para hacer la casa o encarar grandes refacciones. En línea con esa metáfora, en este gobierno que, reitero, hace 24 años dirige los destinos de Rosario, veo un jefe de familia que ha demostrado sobradamente no ser un buen administrador, porque cuando tuvo recursos para comprar la casa o hacer el baño, terminó gastándolos en videojuegos.

En resumen, aunque resulte mucho más fácil decir sí que decir no, siento que debo tomar la actitud que creo más responsable. Los recursos del estado municipal, actuales y futuros, son los activos de todos los rosarinos y como representantes de esos ciudadanos, debemos cuidarlos. No creo, entonces, que sea prudente seguir endeudándonos, ni que una ciudad altamente endeudada en moneda extrajera y sometida a tribunales internacionales, sea la ciudad que merecemos.

Deje un comentario