Reseña de la obra “La Prudencia”

con No hay comentarios

El “Mes de ATIR en UOCRA Buenos Aires” continúa con sus presentaciones. El sábado 15 de abril subió al escenario “La Prudencia”, obra de Claudio Gotbeter dirigida por Eduardo Ceballos. Lisandro Bera, Director de UOCRA Cultura, nos envió su reseña:

“La Prudencia” es  un espectáculo que tiene su mayor potencia anclada en el humor, donde se destaca el trabajo minucioso de 3 actores interpretando personajes femeninos, poniéndole el cuerpo a señoras mayores sin escatimar en la construcción de pasos de comedia constantes y recursos cómicos que pasean al espectador hasta la carcajada. Pero, sobre todo, es uno de esos espectáculos donde el humor merece ser tomado en serio. Muy en serio.
Tres amigas, cada año, se juntan a festejar año nuevo. Pero algo cambia este año que hace que la celebración no pueda ser como las anteriores. El cambio no se ve superficial, el cambio no adopta ninguna forma ni parece surgir de ningún contexto.  Algo cambió en ellas y ese algo es una idea, una entelequia, una sensación. Este año, las primeras dos amigas le niegan la entrada a la tercera. No la quieren dejar pasar, desconfían de ella. Este año, las dos protagonistas son víctimas de la paranoia y esclavas de su miedo a la inseguridad. Tan cautivas son de sus temores que no pueden reconocer a un par y terminan golpeando a su semejante. No existe en la obra mayor razón aparente que la de su propio miedo al ser humano. No existe otro villano que la denigración del hombre fomentada y extremada por el hombre mismo. Así, una noción trabajada e instalada hasta el hartazgo desde los principales medios de comunicación, revestida de racismo y discriminación, termina corriendo por las venas de un grupo de amigos sin otro fin que destrozarlo, acabar con el encuentro, derrumbar la unión y la alegría para volverse puro miedo, pura tristeza. Y cualquier semejanza con la realidad no creo que sea mera coincidencia.

El sábado 22 de abril se presentará “EL CLUB: Arte y Acción”, obra propuesta por Espacio Bravo.

Deje un comentario