¡Era Perón!

con No hay comentarios

La ceremonia de distinción de Eduardo Ceballos, declarado “Director y Dramaturgo Distinguido de Rosario” fue el marco para que el actor rosarino Omar Tiberti compartiera una hermosa anécdota. Luego del acto, lo entrevistamos para conocerla en detalle:

– En 1974 fui a España junto a un director muy conocido, llamado Eugenio Filipelli y a otro actor llamado Néstor Kovacic. Viajamos gracias a una beca del Instituto de Cultura Hispánica.  Los domingos dábamos funciones en el Teatro principal de Madrid (1974). Fuimos, hicimos la beca y nos quedamos unos días. Luego, ellos volvieron a la Argentina, pero yo pensé que podía quedarme, ya que no tenía compromisos acá, era soltero.

Transitando la noche de Madrid – continúa Omar-  en los lugares a los que iban los actores, me encuentro con Orlando Marconi, quien entonces ensayaba con Ethel y Gogó Rojo. Iban a salir de gira por España. Les cuento mi intención de quedarme y me dicen: “Mañana venite al teatro tal que conozco al productor y al cómico”. Al otro día fui y me presentó al director. Leí un texto muy superficial, nada revolucionario… un texto común de teatro y me quedé. En ese momento, el Che era muy conocido ya. Había remeras con su figura en todas partes. Todos los antifranquistas estaban unidos a la Revolución Cubana Entonces, aparecí yo, un argentino y Casen (el Director) me pide que haga el texto de nuevo con un tono argentino. “Y si tenés alguna frase en un tono característico de ustedes, ponela también”, me dijo. Consulté a Orlando Marconi y comenzamos a armar un texto en base a la letra y el pedido, con mucho lunfardo. Fueron tres meses de martes a domingo de la obra en escena, con sábados y domingos con dos presentaciones por día. 

– Un domingo a la tarde, después de la función de las 7,30, un avisador (como hay en todos los teatros de Madrid) golpeó la puerta: “Señor Tiberti, hay gente que lo quiere saludar”. Como me estaba sacando el maquillaje, me puse la robe de chambre y abrí la puerta… 
En este momento, a Omar se le corta la voz y una lágrima se asoma en sus ojos: -¡Perón! ¡Era Perón! Me empezaron a temblar los pies. No sabía qué decir. No sabía qué iba a decir él. Lo tenía ahí. Lo acompañaban Isabelita y el Mayor Alberte, a quien conocía de la noche de Madrid, de los lugares donde íbamos a tomar algo con otros actores. Perón me habló bien de mi trabajo. Le dije que me hacía bien este saludo de él, porque estaba becado y mi intención era quedarme. Fue un momento muy grato. Me dí cuenta de lo inteligente que era; tenía una personalidad que te mataba.  Me preguntó si pensaba quedarme en España, qué hacía ahí. Le dije que gané la beca y había renunciado a mi trabajo… le conté que era de Rosario.
Es evidente que la anécdota quedó grabada a fuego en la memoria de Omar: -Perón estaba acompañado por Isabelita, muy bien vestida, con un vestido azul y collar de perlas.  
¡Gracias, Omar, por compartir esta hermosa vivencia!

 

Interior del programa de la obra “¡Es Broma …!” en la que participó Omar Tiberti.

Eduardo Ceballos, Director y Dramaturgo Distinguido de Rosario

con No hay comentarios

Hoy vivimos una hermosa y emotiva ceremonia de distinción, con Eduardo Ceballos como protagonista. Por unanimidad, el Concejo aprobó mi iniciativa y lo declaró “Director y Dramaturgo Distinguido de Rosario”. Como expresé hoy, considero que este homenaje es un acto de justicia, y un paso más hacia la construcción en Rosario de una identidad cultural propia a partir de “mirar lo nuestro desde aquí mismo”. Gracias a todos los artistas, periodistas, amigos y familiares por compartir este momento.