¿Qué odian los que odian?

con No hay comentarios
Cuando me pidieron* que escriba estas líneas, pensé que sería mejor no ceder a la tentación de ser categórica. Ante la sensación de avasallamiento, las afirmaciones suelen ser fruto de las heridas o simples reacciones que pueden no contribuir en nada. Decidí, entonces, abrir el juego a través de la interrogación.
 
En principio, me pregunto si el fallo y la intervención hubieran tenido lugar en un gobierno exitoso, sin escándalos de corrupción, cuentas offshore por doquier y perdones otorgados a familiares.
 
Me pregunto, luego, si la Jueza Servini de Cubría hubiera fallado contra el partido más importante de la oposición en un contexto de bienestar, sin aumentos de tarifas, con control de la inflación y aumento real de los salarios y el empleo.
 
Me pregunto también si el PJ estaría intervenido si este gobierno delúcidos, el del “mejor equipo de los últimos 50 años”, estuviera achicando la desigualdad. 
 
Ante la “espectacularización” de la intervención, además, me pregunto qué odian los que odian el peronismo.
 
Aquí no hay máscara ni versiones exageradas. Me pregunto si le temen a este movimiento herido y desunido. Me pregunto cuánto miedo le tienen a nuestra historia y a las marcas de felicidad que dejó de generación en generación.
 
Con el peronismo hubo niños felices. ¿Es un pecado?
 
Me pregunto si efectivamente creen aquello de que el peronismo es el hecho maldito de la historia argentina.
 
Me pregunto si aún es posible soñar con un país con justicia social.
 
Me pregunto de nuevo: ¿Qué odian de nosotros?
 
Me pregunto: ¿Hasta cuándo?